top of page

ATMAKARAKA: El indicador del Alma

Actualizado: 17 ene 2021

La palabra Karaka se refiere a “aquello que lo causa” y es utilizada para los significados comprendidos por cada Graha - planeta.


Maharshi Parashara establece la clasificación de los karakas en tres categorías, prestando especial atención a la analogía que se presenta con la Trimurti védica donde el principio creador, el sostenedor y el regenerador son simbolizados por Brahma-Vishnu-Shiva, correspondientemente. Estos, a su vez, se expresan en las tres gunas de la manifestación temporal.


Sin embargo, otro tipo de clasificación de los karakas establece la correspondencia entre el alma (CHARA KARAKA), la mente (NAISARGIKA KARAKA) y el cuerpo (STHIRA KARAKA) con relación al nivel de la experiencia adquirida.


Los Chara Karakas son de carácter variable y temporal, están gobernados por Vishnu de quien adquieren esta tonalidad sátvica.


Los Naisagika Karakas son de carácter universal y se relacionan con Brahma, por ser rajásicos.

Y los Sthira Karakas son de carácter fijo, están siendo gobernados por Shiva, de quien adquieren la energía tamásica que los caracteriza.

Dentro de la clasificación de los Chara Karakas nos encontramos con distintos indicadores que enriquecen la información de base que nos brinda la carta natal védica. Tanto es así, que nos mostrarán cuál será la vivencia del alma encarnada, permitiendo indagar a un nivel de intimidad muy profundo cómo es la experiencia vincular del individuo, sus afectos y cómo asume la actual experiencia de encarnación el alma.


Se designan a los Grahas como significadores variables, de acuerdo a las longitudes eclípticas siderales que apropian de los 30° en el rasi (signo) que ocupan. Los indicadores serán únicos para cada individuo, dependiendo del grado en el cual se encuentren los Chara Karakas. Es por esto, que la información que aportan a la Rasi Chakra amplía la visión del nativo y son un gran punto de inflexión a tener en cuenta.


El principal indicador del deseo del Alma está dado por el Atmakaraka (AK), el cual se determina gracias a que es el planeta que tiene el grado más alto respecto de los demás.

Según la visión y filosofía védica, un alma renace ya que tiene deseos inconclusos que ha ido acumulando a lo largo de sus encarnaciones anteriores y es en esta actual vida cuando quiere satisfacerlos. El Atmakaraka representa la puja y el deseo real del Alma por experimentarse y experimentar el mundo desde la primera fibra, el espíritu.

En el plano ilusorio donde nos encontramos, Maya, resulta difícil pero no complicado el que este AK se desarrolle. El constante devenir de deseos crea la aparente necesidad de satisfacción de los mismos, es por esto que el círculo de samsara continúa condicionándonos.

El deseo genuino del alma es el de encontrar un equilibrio entre la paz y la armonía, mediante la autorrealización. Es por esto que nace la contradicción inicial que atraviesa al Atmakaraka. El deseo del Alma vs El deseo del Ego.

La misión a la cual debemos responder el llamado ante el Ser Superior, está siendo interpelada por los deseos mundanos que sí o sí redirigen nuestra atención al momento presente.

La autorrealización y la liberación del alma, moksha, será fortuita una vez que hayamos experimentado lo agradable y lo desagradable de las experiencias vividas en este momento -aquí y ahora. El Atmakaraka nos acompaña en este camino de profundo autoconocimiento.


Los Grahas como Atmakaraka


☉ Surya: El Sol condiciona al nativo a tener una experiencia ligada a los problemas con el poder y la autoridad, debiendo asumir la práctica necesaria de la tolerancia y la aceptación. Se encuentra esta disposición en personas que son muy exigentes tanto consigo mismos como con los demás. Se observa a menudo un alto grado de integridad en estas personas, el trabajo espiritual principalmente está en cultivar la compasión.


☾ Chandra: La Luna brinda al individuo la tarea espiritual de trabajar el desapego como vía, para no perderse en el vínculo desde el sentimentalismo. Suelen ser personas que son protectivas para con los demás, por esto se entiende el posicionamiento en el carácter de identificación con la figura materna o paterna dentro de los lazos -sobre todo íntimos. Son almas susceptibles a las corrientes psíquicas colectivas, siendo que el desarrollo de su tarea está ligada al resultado de las tareas de carácter colectivo.


♂ Mangala: Marte invita al alma a explorar la compasión y el desarrollar una conciencia amplia y benevolente. Son almas que traen consigo la información de vidas pasadas de lo que es experimentar la violencia, por lo tanto luego de la mitad de su vida adoptan generalmente una actitud volcada hacia la no-violencia.


☿ Budha: Mercurio brinda al nativo las características móviles, duales y versátiles. La gran tarea espiritual es poder integrar la veracidad en todos los aspectos de su vida, principalmente en la palabra. Suelen ser personas que se sienten condicionadas por sus afectos, donde sienten que el compromiso se manifiesta restrictivamente para con ellos.


♃ Guru: El planeta Júpiter como AK representa la necesidad del alma de reconocer y apreciar de manera respetuosa y humilde al Gurú o maestro espiritual. Es menester que no incurra en excesos, ya sea en una actitud optimista o negadora, pudiendo esta última darse por un sentimiento de autosuficiencia y soberbia agravado por la no-escucha. Es importante que el nativo se permita a sí mismo ampliar sus posibilidades, aprendiendo a través del otro.


♀ Shukra: Venus condiciona al individuo a tener una experiencia de vida ligada al sensualismo y al apego a las formas, invitando a que lo trascienda en todos sus órdenes. Son seres que prefieren el disfrute al sacrificio. Deben aprender sobre los límites tanto consigo mismo como con el entorno, al tener una naturaleza no-confrontativa es entendible que viva situaciones que lo lleven a tomar partido por una voluntad más firme.


♄ Shani: Saturno da gran resiliencia a las almas que lo tienen como AK, ellas tienen una gran capacidad para metabolizar el dolor teniendo en cuenta que traen consigo conocimientos sobre el sacrificio y el trabajo arduo. Suelen tener buena disposición para sobrellevar las penas y adversidades que se presenten en su vida. El nativo puede atravesar duelos importantes, y gran decepción si logra metas sin sufrimiento y esmero. El trabajo espiritual esta ligado al desarrollo de una sabia aceptación.


☊ Rahu: El Nodo Norte caracteriza al individuo con una gran vocación espiritual. Son almas radicales en sus expresiones o concepciones, suelen ser rígidos internamente y de principios innegociables. Estos individuos siempre buscan poner en crisis los cánones establecidos, mostrando de esta manera su originalidad y transformando el entorno en el que se encuentran. Tienen un gran poder creativo.


Los planetas llamados “maléficos” en astrología védica (Saturno, Marte, Rahu y en menor medida el Sol) cuando se presentan como Atmakaraka están indicando una posibilidad de crecimiento y aventajamiento en la evolución espiritual, ya que suponen un arduo trabajo para el individuo. Al tratarse de los planetas “benéficos” (Júpiter, Venus y la Luna) la situación suele ser más amable y sutil. En el caso en que el AK sea Mercurio, va a estar su naturaleza principalmente condicionada por aquellos planetas que se encuentren asociados a él.


Gracias

Om Namah Shivaya

589 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page